jueves, 24 de enero de 2013

Homenaje a mi tía, "la mamá de los nenes"



Como ya os había dicho en otras entradas la mamá de los nenes, mi tía, estaba muy enferma y el pasado domingo 20 de enero entregó su alma a Dios.  
Mi tía Ángela dándole el biberon a su nieto Bosco el Enero del año pasado

Estos dos últimos años he estado ayudándole a preparar un Mercadillo Misionero que se organiza en el colegio de mis hijos, C. Corazón Inmaculado de María, en Sentmenat con el fin de recaudar fondos para los Misioneros de Cristo Rey que están en Perú desarrollando sus misiones apostólicas.  Este mercadillo se abre el primer domingo del mes de mayo (este año será el 5 de mayo)  pero su preparación:
  • Recogida del material donado.
  • Catalogar el material y limpieza
  • Ponerle precio lleva todo un año. 
Pues bien, durante estos dos años para mí ha sido todo un lujo, estar trabajando tan cerca con ella por sus enseñanzas y sus consejos en todos los ámbitos. Por todo ello, siempre daré gracias a Dios por ello.


Vayamos al tema que nos toca los dulces, como ya os decía en la pasada entrada cuando estoy triste tengo que hacer cosas para no centrarme tanto en mí, así que de nuevo me he puesto manos a la obra: Hoy, toca hacer cupcakes para mi marido y también para mi vecina y amiga Elisabeth Ronksley.

Nota: Es importante no abrir el horno por lo menos hasta que no hayan transcurrido 18 min. 

Durante el horneado
Acabados de hornear
Los cupcakes eran de vainilla con buttercream de chocolate.