sábado, 25 de enero de 2014

PALMERITAS DE HOJALDRE






Desde que mi marido me compró para el San Jordí del año pasado el libro de Bollería de Xavier Barriga me moría de ganas de hacer las palmeras de hojaldre (clásicas) pero me da un poco de miedo hacer el hojaldre...  Pero el antojo iba a más, tomárse una palmerita con el café del sábado al mediodía cuando ya te quedas en el sofá tranquilita.  ¿Cómo arreglarlo?

Pero se me ocurrió coger el método de plegado para formar las piezas que indica  Xavier Barriga pero con un hojaldre típico fresco.

Así que para la elaboración sólo hace falta una lámina de hojaldre fresco y azúcar. 

Espolvorea con abundante azúcar en grano (el normal) la superficie de trabajo, así como la masa. 

Estira la masa con un rodillo, divide en dos partes iguales la lámina rectangular (imaginariamente), de un extremo lo doblas hacia el centro y el otro extremo contrario se dobla también hacia el centro.  y después realizas dos pliegues más por cada lado. Monta una parte encima de la otra y reserva el rollo de masa en la nevera durante una hora.

Precalentamos el horno a 180º C Colocamos las palmeras sobre la bandeja del horno a la que le ponemos una hoja de papel de horno y dejamos entre ellas una separación, porque en el horno las palmeras se abren por el calor.

Se hornean durante 19 minutos aproximadamente. Con ayuda de una paletina o cuchillo con mucho cuidado le das la vuelta para que horneen bien por ambas caras y que sigan horneando durante 6 minutos más.  

Y ya está...



¿No se os hace la boca agua? 

Os dejo para tomar ese cafetito con la palemerito descansando un poco antes de retomar la faena...