jueves, 2 de mayo de 2013

CUPCAKES DE VAINILLA SIN HUEVO


Este pasado fin de semana estuvimos visitando a mi primo el P. Antonio Mª, el cual está desempeñando sus labores apostólicas en un pueblecito de Cuenca llamado Santa María del Campo Rus conocido por sus quesos galardonados con varios premios al mejor queso manchego.



Pues bien, con motivo del viaje le realicé a mi primo unos cuantos cupcakes a tipo de prueba sin huevo ya que es alérgico y muy pocos bizcochos o madalenas están exentos de este ingrediente.  

La receta que elaboré fue basándome en una receta de Alma Obregon nos describe en su libro Objetivo Cupcake Perfecto.  Yo realicé algunas modificaciones porque en vez de utilizar leche de coco los elaboré con leche entera.

Ingredientes:

80 gr harina
1 teaspon de harina refinada de maíz
1 y 1/2 teaspon de levadura química
1 teaspon de zumo de vinagre
45 ml. aceite de oliva suave
80 gr azúcar blanco
120 ml. leche
2 teaspon de extracto de vainilla

Para la decoración: Ganache de chocolate aromatizado con agua de azahar

200 ml. nata
200 gr. de cobertura de chocolate
1 tablespon de agua de azahar


Modo de elaboración:

Añadimos el vinagre a la leche y dejamos reposar unos 5 minutos, hasta conseguir una buttermilk. Precalentamos el horno y preparamos la bandeja de cupcakes con las cápsulas.  Tamizamos la harina con la levadura y la harina de maíz refinada y reservamos.

Batimos el aceite con el azúcar y la leche hasta que se integren.  Añadimos la harina y batimos la  mezcla hasta que esté homogénea.  Repartimos la mezcla en las cápsulas y horneamos 22 -25 min. por arriba y por abajo (sin ventilador) Dejamos enfriar en el molde 5 minutos hasta que los transferimos a una rejilla hasta que estén completamente fríos.

Preparamos un ganache de chocolate con nata y con cobertura de chocolate y agua de azahar dejamos reposar un día para que su consistencia sea la deseada.

 
Cupcakes de vainilla elaborados sin huevo
 
Quiero dejar constancia que la fotografía no es mi fuerte y encima hecha con móvil aún las hago peor, jeje.