jueves, 6 de marzo de 2014

GALLETAS PARA EL BAUTIZO DE PALOMA










 Mi primo José Mª y su mujer Pili han tenido su tercer hijo después de dos niños: Juan Pablo y Bosco ha llegado una niña Paloma.  Nació el pasado 14 de febrero y a pesar de algunas cosillas típicas de los bebés que le obligaron a estar en la incubadora, pudo recibir las aguas bautismales el pasado 1 de marzo.




Hace ya algunos meses, Pili me dijo que le hacía ilusión que para el día del bautizo le hiciera unas galletas en forma de babero para regalar como recuerdo para los familiares y amigos que compartiesen ese día tan bonito con ellos.
 






 Ingredientes:

250 gr mantequilla a temperatura ambiente
50 gr azúcar glass
1 huevo XL + 1 yema
650 gr harina tamizada
1 chorrito de leche
Ralladura de limón  (para las de limón)
15 gotas de extracto concentrado de aroma de frambuesa (claro está, para las de frambuesa)

 

 Modo de elaboración:

Con la pala batir la mantequilla a velocidad media un minuto, bajar la mantequilla con una espátula y empezar a echar a velocidad baja el azúcar glass tamizado a cucharadas una vez integrado el azúcar echar la siguiente, a modo de aclaración tarda un poquillo.  

Subimos a velocidad media y bajamos la mezcla que se haya quedado en las paredes.  Entonces es el momento de echar el huevo y la yema ligeramente batidos.  El  batido no tiene que ser largo, en ese impás la mantequilla habrá blanqueado y aumentado un poco su volumen.  Echamos el aroma (sea ralladura o bien gotas del extracto y seguimos batiendo.  

Volvemos a bajar la masa de las paredes y empezamos ha echar la harina tamizada a cucharadas de la misma manera que hemos hecho antes con el azúcar.  

Cuando llegue a este momento es preciso echar un chorrito de leche viene a ser 2 cucharadas de leche, pero ojo, no echéis la segunda sin fijaros si la masa queda ya ligada...  Sino la humedeceríamos y tendríamos que echarle más harina y eso es un lío...

Ponemos la masa en la encimera amasamos un poquito dando una forma redondeada y partimos y volvemos a redondear un trozo entre un cuarto y la mitad de la masa entre dos hojas de papel de horno y empezamos a estirar con ayuda de unas guias que nos facilitaran que el grosor de la galleta sea igual en todos los lados.

Una vez estirada yo la dejo en la nevera toda una noche.  Una vez refrigerada le volvemos a pasar el rodillo un poquito por si acaso.  Retiramos el papel superior y empezamos a cortar nuestras galletas.   Colocamos la bandeja de horno donde hemos depositado las galletas otra vez en la nevera durante unos 15 min. para que no puedan perder la forma en el momento de hornear.

Los recortes sobrantes se pueden volver amasar entre dos hojas de papel de horno lo estiramos y volvemos a refrigerarlo mínimo un cuarto de hora antes de cortarlas.  Este proceso yo lo repito dos veces no más, lo restante lo horneo como recorte.

El horno lo hemos precalentado 180ºC colocamos nuestra bandeja en la guia, es decir en medio, horno arriba y abajo, sin aire, durante unos 12 minutos aproximadamente.

Dejamos enfriar las galletas  en la rejilla durante al menos 2 horas antes de decorarlas. 

Para la decoración utilicé fondant blanco como base del babero para las galletas de limón como pegamento para enganchar el fondant en la galleta hice una glasa con unas gotas de extracto de limón.  












Las galletas de frambuesa eran los baberos con fondant rosa en su base y como pegamento hice la glasa pero con gotitas de extracto de frambuesa.  La perla granate decorativa también tenía sabor a frambuesa.
 
Las embolsé y por la parte de detrás había un dibujo que le había hecho una amiga de Pili como recordatorio.  Las coloqué en una cesta de mimbre con un lazo blanco con dibujos de bebé en rosa entrelazado entre el mimbre.

   

 

Ya sabéis a los que estéis interesados para celebrar cualquier evento se puede quedar como un rey regalando como detalle de agradecimiento una deliciosa galleta de "Los dulces caprichos de Pipa"