domingo, 16 de marzo de 2014

TARTA DE NUTELLA Y FERRERO ROCHER

 

De vez en cuando con mi hermano Javier y mi cuñada Ana organizamos una cena informal en la que cocinan principalmente los hombres. Cuando es en su casa es a base de creps que para ello mi hermano es todo un experto y cuando nos toca en casa, tienen que ser las pizzas que hace mi marido Juanca.   El pasado sábado tocaba en casa de Javier así que decidí llevar algún postre, como me encanta hacer cosas nuevas pensé en una tarta de Nutella y Ferrero Rocher que había hecho Esmeralda de Recelandia (es un blog en el que todas las recetas son riquísimas)

¿Por qué de la tarta de Nutella y Ferrero Rocher?  

Dos son las razones: a mi cuñada le encanta los bombones Ferrero Rocher y a mi sobrina Nuria que pronto cumplía 15 años le chifla la Nutella, uff! me dejaba también a Cristina mi sobrina pequeña también le gusta mucho 

Así que, con estas dos buenas razones me puse manos a la obra.

Ingredientes:


Base de la tarta
160 gr aprox. de galletas
100 gr mantequilla
60 gr avellanas 
2 Cuch. de Nutella





Relleno
250 ml nata
125 gr. Nutella
2 y 1/2 láminas de gelatina de 1,6 gr. cada una

Modo de elaboración:


Triturar las galletas y las avellanas (que no queden trozos muy grandes) Derretir la mantequilla y mezclar con las galletas y avellanas trituradas hasta conseguir una masa arenosa con la que forraremos nuestro molde.  Llevar al congelador de 10-15 minutos para que coja consistencia la base. 
Calentamos las 2 cucharadas de nutella para quede más diluida, más líquida y con ayuda de una espátula la distribuímos con mucho cuidado por la base cuidando de que no se levante la galleta.  Volvemos a refrigerarla mientras seguimos con la receta.
Hidratamos las láminas de gelatina en agua fría.  Calentamos la nata cuando empiece a burbujear agregamos 100 gr de Nutella y removemos hasta que se integre, si es preciso calentamos un poquito para que se disuelva.  Dejamos templar antes de agregar las láminas de gelatina muy escurridas e hidratadas.  Removemos hasta su completa disolución.  Agregamos el relleno a la base.  Dejamos enfriar preferiblemente de un día para otro.  Decorar al gusto.