sábado, 14 de junio de 2014

CUPCAKES DE AFTER-EIGHT (chocolate a la menta)



Ingredientes:

115 gr mantequilla
120 gr azúcar blanco
3 huevos
150 gr harina
50 gr cacao en polvo sin azúcar
1 y 1/2 teaspoon de levadura
140 ml. leche
12 gotitas de extracto de menta o bien 30 ml licor de menta

Almibar 

100 gr azúcar blanco
100 gr agua
50ml. licor de menta o extracto de menta (8  gotitas aprox)

Para la buttercream de chocolate

115 gr mantequilla
425 gr azúcar glass
85 gr cacao en polvo sin azúcar
105 ml. leche (65 ml de leche y 40 de licor de menta) o bien 10 gotas de extracto de menta

Modo de elaboración:

Precalentamos el horno a 180º y preparamos la bandeja con las cápsulas de papel.  

Tamizamos la harina, la levadura y el cacao y reservamos.

Batimos la mantequilla a temperatura ambiente con el azúcar hasta que se integren y la mezcla se aclare.  Añadimos los huevos de  uno en  uno sin añadir el siguiente sino está bien incorporado.  Echamos aproximadamente la mitad de la mezcla de la harina, cacao y levadura y batimos a velocidad baja hasta que se mezcle. El aroma o licor lo puedes incorporar por separado ahora o añadiéndoselo a la leche. Batimos y echamos la parte restante de harina y seguimos batiendo.  

Repartimos la mezcla en las cápsulas utilizando una cuchara de helados y horneamos cerca de 20 minutos. Pinchamos con un palillo para cerciorarnos que esten hechos.   Dejamos sobre la rejilla y pinchamos la superficie muchas veces para pintar con el almibar que hemos hecho previamente (calentando en un cazo el azúcar, el agua y el saborizante hasta que rompa a hervir.  En el caso del licor lo echaríamos una vez retirado del fuego.

Preparamos la buttercream batiendo el a velocidad baja durante un minuto el azúcar glass y el cacao tamizados la mantequilla, el saborizante

y la leche  ¡Cuidado! porque puede salpicar y llenar de una nube de polvo toda la cocina.  Después le damos velocidad a 5 para que adquiera esa textura típica de la buttercream.

Como podéis comprobar hice de todos los tamaños para los diferentes tipo de hambre: grandes, normales y minis.