jueves, 24 de julio de 2014

BAÑO DE ESPEJO o GLASEADO DE CHOCOLATE



Hoy os traigo un tipo de decoración el baño de espejo o glaseado de chocolate.  Es ideal para cubrir una tarta helada, tipo mousse o bien una panacotta.  Deja un acabado perfecto.


Ingredientes:

145 gr agua
180 gr azúcar
130 gr nata
60 gr cacao en polvo sin azúcar tipo "Valor"
3 hojas de gelatina

Modo de elaboración:

Primero ponemos a calentar 145 gr de agua con el azúcar dejamos que hierva y coja una temperatura de 110 grados.  Con ayuda de un pincel de silicona pintamos con el propio almíbar los laterales del cazo para que no cristalice por los lados. Una vez que hemos alcanzado la temperatura podemos incorporar la nata (previamente la hemos calentado en el microondas para que esté muy caliente para que no haya un contraste térmico) y removemos con ayuda de una varilla. Le añadimos el cacao en polvo y seguimos removiendo hasta su completa disolución. Retiramos del fuego y dejamos templar.

Ponemos a hidratar nuestras hojas de gelatina en agua fría.  Cuando la temperatura de la mezcla anterior esté a 60 grados, entonces podremos añadirle la gelatina bien escurrida. Removemos hasta que esté bien incorporado.

Vertemos sobre nuestra tarta helada, mousse o panacotta muy frío.   

No dejéis de hacerla el resultado es espectacular y asombra a todo el mundo por lo bonito y sabroso que queda.