lunes, 6 de octubre de 2014

BROWNIE DE CHOCOLATE



El 29 de septiembre fue el santo de mi hijo Miguel Angel por lo que le hice para celebrarlo un poquito un postre.  En este caso quise hacer un postre rápido, sencillo, que no tiene ningún misterio tan sólo la de utilizar buena materia prima, es decir, un buen chocolate.

Vamos a conocer un poquito de su historia...  

El origen del brownie  data de principios del siglo XX en los Estados Unidos.  Allí es una de las delicias favoritas.  

Es fácil ver que el brownie debe su nombre a su color marrón oscuro. Aquí hay más información sobre el estilo de brownies.

Hay numerosas leyendas que rodean el origen de la brownie. Cuenta la leyenda que de diversas maneras: un cocinero por error agrega el chocolate derretido a un lote de galletas ... un cocinero estaba haciendo un pastel, pero no tenía suficiente harina.

El mito favorito, citado en Betty Crocker de hornear Clásicos y John Mariani de The Encyclopedia of American Comidas y bebidas, habla de un ama de casa en Bangor, Maine, que estaba haciendo un pastel de chocolate, pero se olvidó de agregar el polvo de hornear. Cuando su pastel no subió correctamente, en vez de tirarlo a cabo, se cortó y sirvió las piezas planas. Por desgracia, esa teoría se basa en un libro de cocina publicado en Bangor en 1912, seis años después de la primera receta de brownie de chocolate fue publicado por uno de los autores de libros de cocina más famosos de Estados Unidos, Fannie Merritt Farmer, en 1906 (y la versión de Bangor era casi idéntica a la del 1906 receta). 

La evidencia apunta a Fanny Farmer, quien, en 1905, adaptó su receta de galletas de chocolate  con una cookie bar al horno en un molde rectangular. El libro del cocinero Boston Cooking-School, editado por Fannie Merritt Farmer. Esta receta es una versión temprana, menos rico y chocolate del brownie que conocemos hoy en día, la utilización de dos cuadrados de chocolate derretido de Baker. Las proporciones de la receta son similares a su receta de galletas de chocolate 1896, salvo que la receta de brownie utiliza mucho menos la harina y la llama para la cocción de la pasta en un molde cuadrado de siete pulgadas.


Tras un poco de culturilla culinaria vamos a por la receta.  Esta vez me he basado en una receta de la Samantha Vallejo-Nágera.

Ingredientes:

135 gr chocolate 
80 gr mantequilla
165 gr azúcar moreno
2  huevos
130 gr harina
1/2 teaspoon de levadura en polvo
1/2 teaspoon de sal
100 gr nueces picadas

Modo de elaboración:

Derretr el chocolate troceado con la mantequilla al baño María. 
Batir los huevos e incorporar el azúcar y la sal mezclando muy bien con una barilla para que queden bien incorporado.  Añadirle la mezcla del chocolate y mantequilla cuando estén un poco templado para que no cuajen los huevos.
A continuación añadir la harina y la levadura después de tamizada y por último,  las nueces.  Mezclar bien.

En un molde rectangular o cuadrado previamente rociado de spray desmoldante incorporar la masa del brownie.  Nivelamos con una espátula.

Introducimos el molde en el horno precalentado a 180ºC y cocer durante aproximadamente unos 30 min.   Retirar del horno y dejaren una rejilla durante 10 min.

Aun cuando esté templado desmoldar y espolvorear  con azúcar glass. Se sirve en porciones.

Se puede tomar con un una salsa de chocolate (50% chocolate y 50% nata fundido al baño María) o con helado o bien nata o unos frutos rojos contrastan perfectamente con el chocolate.

Espero que os guste, ya me diréis.