sábado, 23 de febrero de 2013

Cupcakes de Limón con un frosting cheesecream de limón

La receta que he hecho esta basada en la del libro de The Humminbird Bakery pero cambiando algunas cosillas pues para mí era demasiado dulce.

Hice tantas variaciones que cheesecream aun no me quedo muy conseguido pero bueno... poco a poco iré perfeccionándolo, como dicen mis hijos: Mamá, ¡qué lastima tendrás que repetirlos! Jejeje.


Ingredientes:

  • 120 gr harina de trigo
  • 150 gr de azúcar
  • 1 c. de levadura
  • 2 C. de ralladura de limón y un poco para decorar
  • 40 gr. mantequilla a temp. ambiente y sin sal.
  • 120 ml. de leche entera 
  • 1 huevo 

Modo de elaboración:

Precalentar el horno a 180º C.  Tamizar la harina con la levadura en un bol le añades el azúcar, la ralladura de limón y la mantequilla.  Bates a velocidad baja con las varillas hasta que se integren todos los ingredientes (aspecto un tanto arenoso) Añadir la leche poco a poco y una vez esté incorporada le añades el huevo.

Echar la mezcla en las cápsulas colocadas en la bandeja para cupcakes con ayuda de una cuchara de helado. Hornear por arriba y por abajo (sin aire)  unos 20 min. aprox. y pinchar con un palillo para ver si se pega, si es así dejarlo un poquito más hasta que salga limpio.
Una vez listos, sacar del horno y dejarlos en la bandeja durante 5 min. trascurridos éstos trasladarlos a una rejilla hasta que estén completamente fríos.

FROSTING DE CHEESECREAM DE LIMÓN

Ingredientes:

  • 300 gr. azúcar glass tamizada
  • 50 gr mantequilla sin sal a temp. ambiente. 
  • 125 gr de queso tipo cremoso para untar
  • 1 C. de ralladura de limón (yo personalmente le añadí más casí dos)
  • Zumo de un limón (opción mía)

Modo de elaboración: 

Batir el azúcar y mantequilla hasta que se mezclen bien (se crea una nube de polvo) Añadir el queso, la ralladura de limón y el zumo de limón hasta que quede cremoso e integrado.

Ya solo queda decorar.  Usé la boquilla 1M de Wilton (pero no me quedó ni rosa ni nada porque creo que le puse un exceso de zumo) Decorar con hilitos de colorines.

El cheescream restante se lo han comido a cucharadas los niños, está buenísimo.