miércoles, 12 de diciembre de 2012

Zuccotto

ZUCCOTTO

Es un postre típico de la zona de Florencia y su forma está inspirada en el tejado redondeado del Duomo.  

Ingredientes:

  • 1 porción de bizcocho 
  •  125 gr. grappa (yo pongo Frayangélico)
  • 50 gr almendra picada.
  •  100 gr chocolate negro picado
  • 500 gr marcaspone
  • 2-5 c. de azúcar glass
  • 50 gr de frambuesas o 6 fresas cortadas a gajos (también se podría hacer con naranja a gajos bien escurridos)
Decoración
  •   Azúcar glass y cacao en polvo para espolvorear por encima.

Modo de elaboración:  

Forre un bol de 1l. de capacidad de film transparente, dejando que el film cuelgue por los bordes del recipiente.  Corte aprox. las 3/4 partes del bizcocho en rodajas de 1,5 cm. y trocee, a su vez en triángulos, colocándolos alrededor del bol, sin dejar huecos.  Truco: Mejor formar una estrella en el fondo para que cueste menos.  El bizcocho debe llegar hasta el borde del bol e incluso más arriba.

Moje el bizcocho con el licor utilizando una brocha de cocina.  Empiece por la parte de arriba y siga bajando, ya que el licor irá empapando las capas de abajo.  Reserve 2 cuch. de licor.

Para preparar el relleno coloca la almendra picada (se podría hacer con almendra tostada y después picarla) sobre una fuente de horno para que se tueste un poquito, pero ¡vigila no se quemen!  

Derrita el chocolate en un bol al baño maria.  Mezcle la mitad del marcaspone con el chocolate caliente y échelo en cuenco forrado con el bizcocho (tiene la consistencia de una crema tipo Nocilla)  Extienda la mezcla sobre todo el lateral del bol, dejando un agujero en medio.  Recorte los bordes bizcocho para que éste quede a ras de la orilla del bol.  

Mezcle el resto del marcaspone con el azúcar glass, las almendras y a continuación añade las frutas.  Coloque la mezcla en el medio del bizcocho.  Ponga el resto del bizcocho por encima, colocándolo bien, y báñelo con el resto de licor.

Tape el cuenco con el film transparente y déjelo mínimo 2 h. en la nevera.  Si el bol está bien tapado, el zuccotto se puede conservar hasta 2 días antes de comerlo.  

Para servirlo, desmóldelo y espolvoree con azúcar glass por encima en forma triangular, alterne cada triángulos de cacao con los de azúcar glass. 

¡Y a disfrutar imaginándose estar en la maravillosa Florencia!