lunes, 13 de mayo de 2013

BUNDT CAKE DE LIMÓN



Bundt cake de limón




El bundt cake es calificado como un pastel originario de los Estados Unidos. Éste fue inspirado en un postre tradicional europeo,  gugelhupf.  El gugelhupf se elabora en distintas zonas del norte de Alemania, Austria y Polonia. Se trata de una especie de bizcocho cuya forma característica se asemeja a la de una montaña., por dicho motivo se puede decir que el bundt cake es una variante del u forma esta inspirada en las montañas. El nombre  gugel(e)  viene a significar en alemán que  a un tipo de capucha y Hupf quiere decir levadura.

Variantes del Guglehupf son el bundt cake americano, y también se parece bastante en la forma al italiano pandoro  y al francé baba au rhum, pero no tiene nada que ver con ellos.

Para la elaboración de este tipo de bizcocho se precisa de unos moldes especiales, los comunes son de alumnio y hay gran diversidad de ellos, son tan bonitos que apenas se necesita decoración después de su horneado.  Hay una marca Nordic Ware que tiene gran variedad de modelos, a cual más bonito, pero el inconveniente es el precio, pero eso depende de cada uno y de su presupuesto. También hay moldes que pueden hacer las veces más económicos, yo en mi caso empecé por estos.

INGREDIENTES


225 gramos de mantequilla a temperatura ambiente
250 gramos de azúcar glass
4 huevos
375 gramos de harina con levadura
150 mililitros de leche
ralladura de un limón 
El  zumo de un limón (yo le puse 10 gotas de extracto de limón concentrado,aunque podría haber admitido más)


MODO DE ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 175º C y preparamos el molde de bundt engrasándolo con el método que prefiramos (en mi caso spray desmoldante).

Batimos la mantequilla hasta que quede cremosa y agregamos el azúcar. 

Seguimos batiendo e incorporamos los huevos, uno a uno.  La incorporación de los huevos es muy importante. Estos deberán estar a temperatura ambiente y ligeramente batidos. Si echamos los huevos fríos o a diferente temperatura que la mantequilla, ésta se enfriara, cortando la masa, y por tanto destruyendo las burbujas de aire. Esto también puede suceder si echamos el huevo entero de golpe, por eso es interesante echarlo ligeramente batido. Debemos echar los huevos uno a uno y batiendo bien después de cada incorporación. Es posible que si la receta lleva muchos huevos, la masa se nos termine cortando, pero esto sucede por la cantidad de líquido y se soluciona cuando comencemos a echar la harina.
Echamos la ralladura y la mitad de la harina y mezclamos, después el zumo de limón o bien el extracto y a continuación la leche. Terminamos con el resto de la harina. Vertemos en el molde y horneamos sobre una rejilla importantísimo para que circule el aire, cosa que no podría suceder sobre la bandeja de horno.  El tiempo de horneado fue  de unos 45-50 minutos aproximadamente (todo depende de vuestro horno) pero la clave de saber si está hecho es que al pinchar con un palillo, éste salga limpio. Al sacar del horno dejamos unos 10 minutos en el molde y luego dejamos enfriar sobre una rejilla ya desmoldado.



Podemos tomarlo así pero si queremos intensificar el sabor a limón lo regaremos con un jarabe de limón preparado con el zumo de dos limones pequeños mezclado con 200 gramos de azúcar glass. Calentamos la mezcla en el microondas unos segundos, para ayudar al azúcar a disolverse, dejamos enfriar para que espese y echamos sobre el bundt. Otra opción que es ponerle algo de cobertura de chocolate en mi caso lo hice con unas gotas de limón para intensificar su sabor.