martes, 20 de enero de 2015

TARTA GUINNESS (Cerveza negra)

Llegó el mes de diciembre y como es habitual para la celebración del santo de mi hermano Javier busqué una receta original y que no la hubiera hecho antes.  Pensando en sus gustos, la alegría que tuvo mi hermano cuando llegó mi sobrina Nuria, después de una estancia de 2 meses en Irlanda, con un recuerdo para su padre que no era nada más ni nada menos que una lata de cerveza Guinness.

Así que, ahora sabiendo el gusto me pusé a buscar la receta.   A mi personalmente la cerveza no es que me guste mucho... pero esta tarta tengo que decirlo es deliciosa.

Ingredientes:

250 gr mantequilla
300 gr azúcar
2 huevos L
280 gr harina
1 1/2 teaspoon de bicarbonato sódico
3/4 teaspoon de sal
180 ml nata fresca (¡ojo! no equivocar con la nata de montar normal. La que debes utilizar es también conocida por crème fraîche. Actualmente ya se encuentra en todos los supermercados)
235 ml Cerveza negra Guinness
50 gr cacao en polvo 

Modo de elaboración:

En un cazo a fuego lento poner a calentar la cerveza a fuego medio, sin que llegue a hervir, cuando esté caliente le añadimos la mantequilla a dados, removemos.   Tan pronto como rompa a hervir lo retiramos del fuego y añadimos el cacao en polvo.   Batir con unas varillas hasta que esté totalmente disuelto y sin grumos.   Dejamos enfriar un cuarto de hora a temperatura ambiente.

Precalentamos el horno a 180º

Tamizamos la harina junto con el bicarbonato y la sal. Reservamos.

Batimos los huevos, el azúcar y la nata cuando esté bien integrada añadimos la mezcla de cacao, y batimos hasta obtener un color uniforme.

En dos veces incorporamos la mezcla de harina.  Terminar de mezclar a mano con lengüeta de silicona, hasta que no queden restos de harina.  La masa de este bizcocho es más líquida de lo normal, pero sale bien. Colocar dentro del molde engrasado con spray desmoldante.

Hornear unos 45 minutos aproximadamente, hasta que al pincharlo con un palillo o brocheta, salga limpio.

Sacar del horno, dejar reposar junto con el molde sobre una rejilla un cuarto de hora.  Pasado el tiempo, desmoldar y dejar enfríar totalmente en una rejilla.  Es super-frágil, así que ves con mucho cuidado al desmoldarlo.

Para el relleno y cobertura hice un frosting de queso utilizé la receta de Nigella Lawson:

Ingredientes:

300 gr de queso blanco de untar (NO LIGHT)
150 gr azúcar glass
125 ml nata para montar. 

Modo de elaboración:

Batir la nata previamente la habremos puesto a enfríar en el congelador.  Yo suelo colocar también el bol donde la voy a montar y el utensilio de globo. Cuando esté montada reservamos. Por otro lado, batimos el queso blanco con el azúcar glass tamizado, y con ayuda de una lengüeta de silicona integramos la nata con movimientos envolventes vigilando que no baje la mezcla.  Dejamos enfriar.

Una vez bien frío el pastel con ayuda de una lira lo partimos y rellenamos.  Después tras colocar la capa de bizcocho, procedemos a decorarlo con ayuda de una manga pastelera donde colocamos el frosting de queso para poder imitar la espuma de la cerveza.

 

 

Así quedó el corte... Aviso:  Es un pastel contundente que llena, por lo que es conveniente hacer los trozos un poco más pequeños.